Entrevistas, Escritos
Leave a comment

Entrevista a Diana Faviànovà

Podéis leer la entrevista completa aquí.

( Entrevista publicada en el primer número de la revista Gansos Salvajes)

Diana Favianova

Es la directora del fantástico y galardonado documental “La luna en ti” película que estudia y comparte el misterioso tabú que envuelve a la menstruación en nuestra sociedad.

En el documental se dice que en cualquier momento el 25% de las mujeres está menstruando. Nos preguntamos entonces, ¿Porqué un fenómeno tan universal  y tan vital es tabú?-  ¿Cómo es posible que  sea tan fácil ver sangre relacionada con escenas violentas y nunca la sangre de la vida? …¿Has encontrado la respuesta?

Yo creo que es por la herencia de la cultura en la que vivimos en la cual la menstruación se ha visto siempre como algo sucio. Ha sido una herramienta utilizada por la Iglesia para que las mujeres se sientan sucias. Ha sido utilizada por el poder, para que las mujeres no se sientan bien y queden sometidas. También se ha aprovechado esto en la política y se utilizó la menstruación como argumento para que las mujeres no puedan votar ya que no pueden ser fiables por sus altibajos emocionales. Partiendo de ahí, ni podríamos ser jefas de una empresa ni pilotos y por supuesto nunca presidentas. Se nos hizo  ver que eramos muy vulnerables  y así la mayoría de las mujeres se quedaron hacia adentro,  sin atreverse  a  hablar en público y eso es algo muy útil para dejar  a las mujeres por debajo y por eso se ha quedado hasta hoy como un tabú.

Ahora a quien sirve es a las empresas multinacionales que venden compresas y tampones porque si tenemos miedo o vergüenza vamos a usar más compresas y tampones para asegurarnos de que nadie se dé cuenta. Hasta hace muy poco había impuestos de lujo sobre estos artículos y las feministas en los años 60 y 70 quisieron cambiar eso pero como la mayoría de las mujeres no quería hablar del tema pues las empresas se aprovechaban con estos impuestos ridículos. Es muy conveniente en muchos aspectos. Ahora yo creo que el tabú se mantiene por motivos económicos porque si no nos sentimos bien con nuestros cuerpos vamos a comprar más cosas, ya que si una se siente orgullosa tal y como es, no necesita mucho.

Han pasado ya algunos años desde que se estrenó  “La luna en ti”, ¿Has notado algún cambio en las conversaciones, en los anuncios..?

Yo creo que sí pero poco a poco. Aunque desde las multinacionales no, eso lo sentimos  con “la luna en ti”. Entonces nos contactó  gente que trabajaba en empresas como Procter & Gamble y otras empresas que venden compresas y todos nos decían “¡vamos a patrocinar esto! ¡es una cosa buenísima!” pero luego hablaban con los jefes y los jefes grandes decían “¡no,no! ¡en ningun caso!” porque ellos no tienen ningún interés en que haya un cambio y por eso siguen con estos anuncios ridículos que  no reflejan la realidad y no ayudan a la mujer a sentirse bien. Sí que tal vez el cliché lo disimulan más, pero no hay un cambio. Yo creo que el cambio está en las mujeres como nosotras, en que todavía la peli se sigue proyectando, se venden los DVDs y hay más y más charlas. Eso es muy positivo. Y en esta segunda película “Monthlies” he tenido más experiencia con niñas y ellas están ya más abiertas, hay algunas que tienen vergüenza y no quieren hablar, pero hay otras que sí con madres más conscientes que están como más preparadas. Yo creo que el cambio se está dando gracias a la generación de mujeres de 30, 40 o 50 que están hablando con sus hijas y están cambiando ese círculo vicioso.

El éxito de “La luna en tí” premiada en numerosos festivales y ampliamente compartida en las redes sociales, te ha permitido continuar con la exploración a través de una segunda película o segunda parte? Monthlies,¿qué aporta este nuevo documental?

Bueno, aunque tiene algunas imágenes de “La luna en ti” es una película nueva .  Se trata de una herramienta para las niñas y para sus madres y para los niños y padres para empezar a hablar del tema. Expone el tema y habla sobre la espera de la menstruación y cuenta cosas interesantes sobre la menstruación y es  una oportunidad  para que  las niñas y los niños y sus padres puedan empezar a hablar. Todavía habrá muchas cosas que se quedarán por explicar, pero es ya un primer paso para hablar del tema y romper el tabú. Veo importante también que lo vean las niñas, no solas sino con sus padres, para que puedan después continuar en la comunicación sobre el tema.

Realmente es fundamental como vivamos este primer momento para la experiencia que vayamos a tener después durante años de nuestro ciclo, de nuestro sangrado, de nuestra luna. Las palabras crean nuestra realidad y creo que no soy la única que no había oído nunca hablar de la menarquía.. ¿Nos faltan los ritos para pasar de una etapa a otra?

Sí, totalmente. Yo la menciono varias veces en la película para que ese nombre entre en la conciencia. También es muy común decir menstruación pero muy poco se oye decir la luna o lunita, palabras más suaves  y que no son tan medicalizadas y tan alejadas del cuerpo. No usamos las expresiones más acogedoras y bellas y yo creo que esto debe cambiar porque sí que las palabras crean nuestra realidad.

 También las imágenes dicen mucho, son muy poderosas y en el anterior documental   utilizaste unas herramientas muy nuevas y muy frescas que en algunas partes del film ya me parecía un lenguaje muy cercano para las niñas. ¿En este segundo documental también las has utilizado?

A lo mejor es menos experimental, ya que es para niñas, para que no resulte complejo o difícil, pero hay muchas animaciones. Es mucho más simple porque está pensada para niñas y niños de 9 a 13 años, pero hay animaciones, entrevistas, hay imágenes para hacer respiraciones… el titulo significa algo así como “lunitas”, como un nombre más infantil.  En España se llamará “tu primera luna”.

De niñas solemos escribir diarios que muchas veces pasada la adolescencia abandonamos ¿Qué interés tiene un diario sobre la menstruación?

Yo creo que es una herramienta estupenda, te vincula con tu periodo, lo tienes más presente, te hace orgullosa de él porque sabes que es algo que siempre te está acompañando y tienes más idea de cuándo va a venir, porque estás como estás, te da autoconciencia y autoconocimiento. Es algo que viene muy bien a todas, a grandes y a pequeñas. Yo, por ejemplo, cuando empecé con mi agenda me sentí más orgullosa de ser mujer, más unida con la luna y con las otras mujeres. Nuestra luna se vuelve más presente porque le dedicamos atención a escribir nuestros sentimientos. Y eso ya es muy grande, porque en nuestra sociedad lo que pasa es que nos olvidamos de nuestros cuerpos o los vemos como un objeto sexual que tiene que ser perfecto, pero yo creo que no es una circunstancia sana. Y al hacer un diario es como hacer amistad con tu propio cuerpo y un magnífico recordatorio de cómo es tu cuerpo  y cómo está vinculado con el universo.

La película “La luna en ti” nos ha ayudado a muchas a hacer esta reconexión con nuestro cuerpo y también es maravilloso ver cómo tantas personas desde diferentes países están  estudiando sobre los ciclos femeninos. Tú has elegido el documental como medio para extender estos conocimientos.

Si, el audiovisual puede ser una herramienta buenísima y por eso me da  mucha pena cuando veo que se está abusando de él porque es una cosa que podría servir realmente para ayudar a hacer un paso grande a la sociedad y la humanidad. Hay demasiada información basura y es una pena porque el audiovisual puede impresionar más que lo leído y quedarse largo tiempo en tu cabeza, por eso hay que usarlo bien.

 El arte puede jugar también un importante papel en la visibilidad de nuestro auténtico ser mujer como el de esta madre e hija que muestras en el film caminando naturalmente y chorreando sangre por su pantalón…son imágenes divertidas y liberadoras…

Si. Pero muchas televisiones no querían comprar el documental por esa imagen. Y vemos sangre cada día en un montón de películas, en publicidad…Pero me decían que esta sangre es diferente, es sangre sucia y cuando oigo eso, ya no puedo…

El regalo de “La luna en ti” es conectar a través del conocimiento y también del humor con algo que puede ser doloroso y que nos duele por la negación, por la falta de aceptación de nuestros propios ritmos y esto es algo que nos afecta a todas y a todos, has recibido testimonios interesantes acerca de esto?

Si, muchos, muchos y me alegro  un montón de que se hayan dado cuenta todas esas mujeres. Yo creo que no nos permitimos sentir de otra manera a como nos lo muestran los medios, aunque en general sentimos que no puede ser así, pero como no hay información llegamos a creer que es una maldición y basta con abrir la posibilidad de hablar del tema  de otra manera para que se abra una ventanilla y de repente sale todo y entonces lo ves como siempre lo habías querido ver pero no te atrevías. Algo mágico pasa porque sí que me han escrito muchas mujeres y me encanta que también hayan escrito hombres que decían lo siento tanto, que si lo hubiera sabido antes hubiera cambiado mi relación … me siento tonto por no entender a mis mujeres… se dan cuenta de que es una bendición y de cómo es posible no verlo y que  han cambiado su punto de vista hacia las mujeres replanteándose incluso que es la debilidad y la fortaleza.

Me encanta algo que dijo una poeta: “la menstruación es una bendición disfrazada”. Sólo tenemos que quitarle el disfraz.

 Después del camino andado a través de estos dos documentales, ¿Con qué te quedas?

Bueno, a mi “La luna en ti” me cambió la vida totalmente. Yo tenía problemas menstruales y mediante este trabajo pude salir de todo eso. Me pasó que de repente pude ver la menstruación como una bendición y cuando salí del dolor pude aprovechar todo lo que ella nos ofrece y es una experiencia que cambia tu calidad de vida. Es una cosa enorme. Y me he dado cuenta de que hay que transmitirlo al mayor número de mujeres posible porque es un crimen el que no podamos ver todo lo que llevamos dentro, es una gran pena. Hay mucho trabajo por hacer, pero no es tan difícil, es sólo cambiar el punto de vista. La información tiene que llegar a las personas, mi misión es que llegue al mayor número posible para que tengan la posibilidad de elegir, la opción de vivirlo de forma positiva.

Parece que todavía es más “cool” hablar negativamente de la menstruación  porque es lo que más se ve en los medios, pero hay que pensar, mira, yo voy a ser original y voy a hablar bien de mi menstruación, aunque para muchos no sea sexy.

¿Te queda material  o intenciones para un tercero, tal vez sobre la menopausia?

Lo de la menopausia puede que para más adelante, ahora  estoy preparando un documental sobre la psicología prenatal, la importancia de concienciarnos de que el bebé está ya muy consciente durante el embarazo y sobre la humanización del parto porque hay mucha violencia durante el nacimiento. Para entender porque es tan importante parir bien y en  tranquilidad y cuáles son los efectos secundarios para el bebé y para la madre. Este es el próximo proyecto y hay otros también..

Monthlies “ Tu primera luna” se estrenó el 28 de mayo de 2014.

unnamed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *